Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


servicio_de_neurocirugia_ibiza

Unidad de Neurocirugía Ibiza

Este artículo pretende ser explicativo, no quiero entrar en debates sobre sanidad pública o privada, qué es mejor o peor, si somos amigos o competencia. ¿Qué mas da? Para mí es más importante hacer las cosas bien y que los ibicencos, de salud, estén bien. Estoy seguro que todos los profesionales quieren lo mejor para sus pacientes.

La existencia de una atención de Neurocirugía en Ibiza tendría que ser un debate cerrado. Los pacientes deberían poder ser tratados con facilidad donde ellos deseen o donde más rápidamente les pueda ser solucionada una urgencia. Algo que funcionó en cientos de ocasiones durante muchos años, debería estar totalmente asumido.

Frente a esto nos encontramos debates estériles, largas demoras ante cualquier intento de acuerdo, excusas y un sinfín de memeces. ¿Y entre tanto qué ocurre? Pues algo que resulta de perogrullo. ¿Cómo es posible que durante más de diez años, en muchas ocasiones, todos tuviésemos la certeza de que la diferencia entre la vida y la muerte o la persistencia de secuelas muy graves, en los pacientes del Ib-Salut, había venido de pocos minutos? Y ahora, muy poco tiempo después, pueden pasar alegremente 10 o 15 horas sin consecuencias fatales para el paciente. ¿Ha cambiado la medicina?, ¿nos han cambiado los enfermos? o ¿sencillamente tapan muy bien? Creo que la respuesta es más que evidente. Cuando te sientes mas cómodo ahorrando a cualquier precio, cuando todo es un circo, acabas creyéndote tus propias mentiras; cuando arriesgas tanto, al final te acaban pillando, y quizás más pronto que tarde tengan que empezar a justificar sus demoras delante de instancias judiciales. Es triste, pero es la dura realidad.

Mi reflexión es: si en temas tan serios, dejan las cosas sin firmar, alargándose hasta pudrirse (y nunca mejor dicho), ya no quiero ni pensar qué pasará con lo demás.

No queremos acaparar pacientes, esto ya lo hemos explicado por activa y por pasiva; cuando alguien enferme o esté accidentado, queremos poder ayudarle. Queremos que si una persona está entre la vida y la muerte y necesita una intervención urgente de Neurocirugía se pueda elegir entre hacérsela en un plazo de 30 minutos en la Policlínica o demorarlo horas y horas en un traslado a Mallorca. Queremos ser esa opción que puede, en muchos casos, salvar la vida. Queremos que los ibicencos que lo deseen puedan ser tratados en su isla con las mismas garantías que en otros centros de fuera.

¿Por qué cerrar puertas cuando se pueden abrir? Queremos colaborar con la mejora de la sanidad de los ibicencos y que exista una relación público-privada constructiva y positiva.

Hay un servicio que ofrece la Policlínica y no tiene el hospital Can Misses, que funcionó perfectamente durante años mediante un concierto. Se atendieron miles de pacientes. Está demostrado que se puede hacer bien, ¿por qué tantos rodeos? ¿Por qué ese interés en enviar a enfermos y familiares a Mallorca como si viviésemos en la prehistoria? Esta isla tiene servicios y podrían estar al alcance de todos. ¿Por qué se empeñan en negárselos a los usuarios de la sanidad publica? 1).

2013

El servicio de neurocirugía de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario realiza 140 intervenciones anuales, un 50 por ciento de las cuáles responde a operaciones cerebrales y de columna de gravedad y urgencia. Según afirmó el doctor Alberto de Castro, jefe del servicio sanitario de Neurocirugía, junto con el doctor José A. Bencosme, “Nuestro equipo médico es el que más lesiones medulares traumáticas ha completado de la isla” En los últimos diez años de concierto con la seguridad social, hemos logrado que el 80 por ciento de los pacientes que entraron con riesgo de paraplegias, tetraplegias o paraparesias, pueden recuperar la movilidad”.

El servicio de neurocirugía de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario ha efectuado 1.350 intervenciones en los últimos diez años.

Éxito en las primeras cinco craneoplastias efectuadas mediante técnicas de realidad virtual y neurocirugía robótica de la Policlínica. Técnica pionera en España.

La Policlínica Nuestra Señora del Rosario incorpora un neuroendoscopio a sus quirófanos. Se trata de un nuevo microscopio quirúrgico de última generación.

Especialistas de Neurocirugía

Dr. Alberto De Castro

Dr. José A. Bencosme

info@grupopoliclinica.es

Teléfono: 902 30 23 54

Fax: 971 30 17 56 

2011

… las altas esferas del Ib-Salut quieren controlarlo todo desde Palma, hasta tal punto que cuando un paciente implicado en un accidente de tráfico requiere de una intervención urgente de neurocirugía prefieren trasladarlo hasta Mallorca en vez de optar por un centro ibicenco (con el que tuvieron un concierto en dicha materia durante una década y con el que los seguros de coche trabajan), en detrimento de su salud e incrementando los costes de su atención. Los designios de los dioses, son a veces caprichosos.

Parece ser que desconocen una ley fundamental en neurocirugía: la ´hora de oro´. Este es el intervalo de tiempo que se extiende desde el momento del accidente hasta los sesenta minutos posteriores en los que una atención sanitaria, lo más rápida posible, permite salvar un gran número de vidas. Lo que ocurra durante esa hora puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, ya que en ella se pueden originar lesiones irreparables que ocasionen la muerte del paciente incluso en los días posteriores. Un hecho que desconocen, o que obvian, ciertas personas que dirigen la sanidad pública, tal vez porque no sean sanitarios sino economistas, ignorando todos los protocolos en neurocirugía avalados por los hospitales más prestigiosos de EE.UU. y de Europa. Pero no hace falta ir tan lejos, ya que el propio Ministerio de Sanidad de España ya ha presentado un protocolo con recomendaciones a seguir por los servicios de emergencia. Este documento intenta, entre otras cosas, reducir el tiempo de llegada de los servicios de emergencia y la atención a los pacientes. Esto incluye mejoras desde la primera persona que llega al accidente, ya sea un guardia civil o un ciudadano, hasta que los servicios sanitarios sepan dónde llevar al accidentado para un mejor tratamiento. Un hecho que en Ibiza no se realiza, en ciertas ocasiones, tal vez por desconocimiento o, como digo, por órdenes de las altas esferas del Ib-Salut….

http://www.diariodeibiza.es/opinion/2011/09/02/jugar-dios/504553.html

2010

Los servicios jurídicos del Ib-Salut estudiaron emprender acciones judiciales contra el neurocirujano de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, Alberto Castro. Este facultativo cuestionó la atención recibida por un joven ecuatoriano de 19 años fallecido el domingo en el hospital Can Misses, aseguró que no se hizo lo suficiente para salvar su vida y vinculó lo ocurrido con la ruptura del concierto entre la Policlínica y el Ib-Salut.

Acusó al hospital Can Misses por las actuaciones que se llevaron a cabo el pasado 16 de mayo en el caso de un joven que ingresó en Urgencias en situación de muerte cerebral tras haber sufrido una hemorragia cerebelosa de gran tamaño».

Defendía que realizándole tan sólo un drenaje ventricular externo se podría haber intentado luchar por su vida.

«La valoración por parte del servicio de Neurocirugía del hospital de referencia, Son Dureta, fue en Palma de Mallorca.

A partir de entoces empezarán los desplazamientos de los responsables de neurocirugía de Palma de Mallorca.

Fuente http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2010/05/22/ib-salut-estudia-denunciar-neurocirujano-policlinica/411738.html.


doctor Alberto de Castro, nacido en Mallorca hace 66 años, ha vuelto a nacer. El máximo responsable del servicio de neurocirugía de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, cargo al que llegó en 2000, ha operado a miles de pacientes (en la clínica dos doctores realizan unas 170 intervenciones cada mes, según explica el propio De Castro). El 5 de junio de este año cambió el bisturí por la camilla, para ser operado por uno de sus alumnos. «Cuando vi la cara de mi mujer y de mi hija supe que había riesgo, pero me tenían que operar», comenta De Castro en el Complejo para Mayores de la Policlínica en Santa Eulària.

La lucidez y la clarividencia del doctor, que ha estado al borde de la muerte, según reconoce él mismo, es sorprendente. A su lado sonríe durante toda la entrevista su fisioterapeuta, la joven ibicenca Sabrina Dangra Marí. De Castro, que también se siente ibicenco después de diez años en la isla y porque su mujer nació en ella, tiene un deseo: «Cuando salga de aquí, muy pronto espero, quiero ir a Bruselas con mi mujer, a recordar nuestros mejores años de noviazgo», comenta con una sonrisa que denota esperanza de cara al futuro.

El doctor llega a la entrevista con el libro ´Césares´, de José Manuel Roldán, bajo el brazo (tiene 474 páginas). «Me encanta la historia y quiero volver a leer», comenta De Castro. Hace poco ha vuelto a conectarse a Internet y ha pasado el mes de julio disfrutando con el duelo de Alberto Contador y Andy Schlek en el Tour de Francia. De Castro piensa reincorporarse al servicio de neurocirugía de la Policlínica muy pronto, para ayudar al doctor José Bencosme, el otro neurocirujano de la clínica. «170 operaciones al mes no son muchas», comenta De Castro. El 20 de mayo de este año estaba operando a un paciente de un tumor cerebral. Cuando salía del quirófano notó que le faltaba fuerza en la pierna izquierda y le temblaba una mano. «Caí inconsciente», recuerda mientras consulta su PDA, donde tiene anotado todo su historial médico.

Una «variz en el cerebro»

«Dos días después me hicieron una angiografía (un estudio de los vasos del cerebro) y me diagnosticaron una malformación arteriovenosa, una especie de variz en el cerebro», según explica con pasmosa lucidez, y frialdad y aclarando los términos médicos. «Te chupa la sangre del cerebro y te provoca una isquemia, un infarto cerebral», añade. El doctor reconoce que hubo «algunos momentos» del proceso que no recuerda.

A su lado sonríe Sabrina Dangra, que ha estado pendiente todo el tiempo de la rehabilitación del doctor. Dangra y De Castro están muy agradecidos al resto del equipo, los otros fisioterapeutas, Elena Criado, José Costa y Eva Aragón, a todos los sanitarios que participaron en la operación, en el postoperatorio y en la rehabilitación. En el Complejo para Mayores de Santa Eulària son muchos los pacientes que han sido operados por De Castro los que se acercan a darle ánimos. Antes de la entrevista el doctor hace una exhibición de su buena forma física en una de las bicicletas estáticas del gimnasio.

De Castro recuerda que el 90 por ciento de las intervenciones como la suya se hacen con un catéter pero que a él le tuvieron que operar con cirugía, el 5 de junio. «Dicen que yo mismo me iba diagnosticando», explica. «Quería ser su propio médico», añade Sabrina Dangra.

«Estoy muy bien, solo me falta un diez por ciento de la recuperación», anticipa, a pesar de que sufrió una hemiparesia en la parte izquierda del cuerpo y de que hasta hace muy poco no podía hablar, andar ni apenas moverse. De la silla de ruedas pasó al taca-taca, al bastón y ahora ya camina solo, según confirma su fisioterapeuta. «Voy a volver a operar», anticipa De Castro, que quería ser neurocirujano desde que tenía 14 años. Aunque la recuperación ha avanzado considerablemente aún queda mucho. «Es como un niño que vuelve a aprender», comenta Dangra. El doctor no solo se rehabilita en la clínica, le encanta pasear por Talamanca y por Santa Eulària, según comenta él mismo.

servicio_de_neurocirugia_ibiza.txt · Última modificación: 2019/09/26 22:26 (editor externo)