Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


complejo_atloaxoideo

El complejo atloaxoideo es único porque sirve de zona de transición entre la base craneal y la móvil columna cervical.

Es la agrupación de articulaciones más complicadas en el ser humano.

A partir de la ausencia de disco intervertebral en dicho complejo, la motilidad y estabilidad de esta zona dependen de la disposición de huesos y ligamentos.

En contraste con la extrema movilidad Cl-C2, la base craneal es relativamente inmóvil en relación con el atlas.

Ambos, la base del cráneo y el atlas tienden a moverse como una unidad respecto a C2.

El atlas, a su vez, funciona absorbiendo y equilibrando fuerzas para integrar el control de movilidad entre el occipital y el axis.

Las articulaciones occipito-atloideas son estructuras pares formadas por los cóndilos occipitales, convexos caudalmente, que se localizan en el aspecto inferior del agujero magno y se unen a las superficies superiores de las masas articulares del atlas.

Estas articulaciones, también conocidas como cavidad glenoidea, están unidas por cápsulas articulares, estructuras ligamentosas gruesas en la parte posteroexterna y delgadas internamente que proveen poca estabilidad por su laxitud.

Se refuerzan lateralmente por el ligamento occipito-atloideo que va desde el proceso transverso del atlas hasta el proceso yugular.

Entremezcladas con la parte externa de los ligamentos capsulares están las membranas atlanto-occipital anterior, insertadas desde el borde anterior del agujero magno al borde superior del arco anterior del atlas y la delgada membrana atlanto-occipital posterior que une el borde posterior del agujero magno al arco posterior del atlas.

Los ligamentos que brindan mayor fortaleza al complejo occipito-atlo-axoidea son: el ligamento transverso, uno de los más fuertes y gruesos de toda la columna, inflexible, limita la flexión extensión del segmento C1-C2, y la traslación horizontal del atlas, limita y a su vez permite la rotación de C1 sobre C2.

Los ligamentos alares, esenciales para comprender la fisiopatología de estas lesiones, son relativamente elásticos y funcionan limitando la rotación occipitoatloidea.

Ellos en conjunto permiten que dicha articulación lleve a cabo una flexión extensión de 13 grados.

La flexión de la cabeza sobre el cuello se limita por la membrana tectoria y por el contacto del basión sobre el arco anterior de C1.

La rotación en esta articulación está limitada por la configuración anatómica occipito-atloidea, y ésta ocurre a otros niveles de la columna cervical (alta y baja).

La traslación normal se considera sólo de 1 mm.

complejo_atloaxoideo.txt · Última modificación: 2019/09/26 22:20 (editor externo)